HISTORIA DEL MEDICAMENTO

 

Register
Jueves Junio 24, 2021
Regresar a  Categoría

 

Morfina-Sulfato de morfina
Morfina-Sulfato de morfina

 

En 1806 Frederick Sertürner redujo el opio a una solución en ácido mecónico que neutralizó con amoniaco. Llamó al alcaloide que obtuvo "principium somniferum opii" -por sus virtudes narcóticas- y posteriormente "morphium" en honor del mítico Morfeo, dios del sueño. Así, en  1818, la morfina se presentó en Medicina  como "el más notable medicamento descubierto por el hombre, de utilización más segura que el opio y con una virtud analgésica bastante superior". Esta analgesia tiene la particularidad de manifestarse sin pérdida de la conciencia y sin afectar otras modalidades sensoriales.

La morfina es un alcaloide fenantreno del opio siendo preparado el sulfato por neutralización con ácido sulfúrico. La morfina esta indicada para el control del dolor severo y se usa en premedicación, analgesia, anestesia, tratamiento del dolor asociado con isquemia miocárdica, y/o disnea asociada con el fallo ventricular izquierdo agudo y edema pulmonar.

Antonio Escohotado: "La euforia morfínica representa ante todo ausencia de dolor... Con fines recreativos o de introspección resulta menos sugestiva que el opio, porque la sensación corporal de calor homogéneo se extiende como una bruma demasiado densa para la reflexión o la comunicación, contagiando todo de una densidad difusa. En cambio, el efecto inicial de una inyección intravenosa (llamado a veces "flash") posee una intensidad casi dolorosa, con elementos de estupor y gran acaloramiento en el rostro... pronto llega un estado de sopor cada vez más profundo, donde el postrado sujeto apenas conserva rastro de sentido crítico".

En "La Medicina y la Farmacia en el s.XIX", Bitácora médica del Dr.Falcon se dice: " Sulfato de morfina: Sal blanca, cristalizada en agujas reunidas en fascículos, inalterable al aire, soluble en agua, inodora de sabor amargo. Se obtiene desliendo la morfina, evaporando hasta la consistencia de jarabe y dejando hacerse la cristalización. Calmante enérgico empleado en muchas afecciones acompañadas de dolores, en el insomnio, en las toses, etcétera. Se usa mucho en inyecciones subcutáneas contra las neuralgias. (Chernoviz, op.cit.p.531)

 

Powered by Phoca Gallery